Visita virtual a Marrakech

Un recorrido virtual para que no olvides que te estamos esperando.

Sabemos que tienes muchas ganas de volver a disfrutar de la ciudad roja, recorrer sus calles y disfrutar de sus terrazas.

Más pronto que tarde Marrakech volverá abrirá sus puertas, disfrutarás de la hospitalidad de la más bereber de las ciudades imperiales y todo lo que te ofrece esta ciudad que nunca duerme

Visita virtual a Marrakech

Un poco de historia

La ciudad se fundó en 1062 por el primer emir de la dinastia Almorávides Youssef Ibn Tachfin.

En su origen fue un acuartelamiento militar que servia de avanzadilla al gran ejercito y que con paso del tiempo se conviirtio también en un enclave comercial, debído a su excelente ubicación entre el norte y el gran sur.

Sirvió a los almorávides de plataforma desde la que conquistaron no solo el resto de Marruecos si no que cruzaron el estrecho hasta llegar a España conquistaron así gran parte de la península ibérica.

Del antiguo esplendor almorávide lleno de exuberantes jardines, palacios y mezquitas de Marrakech hoy tan solo queda la Koubba Ba’adiyn.

Marrakech volvió a ser capital tres siglos más tarde, cuando la tribu de los saadíes, proveniente del sur, destituyó a los benimerines y, en 1549, trasladó de nuevo la corte a la ciudad.

Le siguió un periodo de gran crecimiento y esplendor, que hizo de Marrakech una de las ciudades más pobladas del mundo árabe, llena de espléndidos palacios, entre los que destaca el Palacio El Badi.

Marrakech es hoy la ciudad más internacional de Marruecos.

Dispone de la mayor comunidad estable de extranjeros que viven dirariamente

Aunque los pioneros fueron los millonarios de los años veinte y treinta, seguidos por artistas e intelectuales de los años sesenta entre extravagancias y fiestas psicodélicas.

Fue en aquellos años 60 cuando nació el mito del Marrakech exótico y bohemio que se extendió a otros lugares como Essaouira, Chaouen.

Muchos de ellos decidieron trasladarse a vivir a la Medina, recuperando antiguos edificios en plena decadencia.

El fenómeno de los europeos en la Medina en un primer momento era algo esporádico, pero a mediados de los noventa estalló el boom

Y así fue como en pocos años en la ciudad nació el «pueblo del riad«, una comunidad heterogénea que tiene en común las ganas de inventar un nuevo estilo de vida.